Noche de concierto

Anoche, como fue informado en el blog oficial, asistimos a los conciertos que tienen lugar en los jardines del alcázar de Sevilla

Nos presentamos en la puerta esperando que alguna de las entradas reservadas no fueran recogidas y de esa forma entrar a una noche muy agradable.

Un paseo por los distintos jardines, entre los que destaacan, el de los poetas, el de la Cruz o Jardín del Laberinto (¿quien no ha jugado alguna vez dentro…?), el del Marqués de Vega Inclán, etc. poder tomar un aperitivo rodeado de exóticos animales, embriagados por los perfumes de jazmín y arrayán, y tomando esos pedazos de montaitos de carne mechá con salmorejo (el pato también comió).

El concierto fue junto al Cenador de la Alcoba, también llamado Pabellón de Carlos V, en un encuentro único (eso decía er nota) entre el piano y la viola da gamba, un instrumento del siglo XVIII.

A algunos nos entró sueño, otros se lo pasaron en grande, otros recordando “casablanca”, y alguno que estaba sembrao…

En fin, una buena experiencia, que porque no, se podría repetir en semana venideras.